El Síndrome del Gemelo Perdido

  • Ainhoa 
El tema del gemelo sale a la luz cada vez con más frecuencia en la práctica individual o grupal del análisis Transgeneracional, sea el caso del último taller en Beasain, donde nos solo lo vivimos y experimentamos historias reales, sino que allí mismo se formularon una serie de cuestiones que con esta nota, esperemos queden aclaradas, tanto para el maravilloso grupo que nos hizo vibrar con sus historias de los gemelos e hijos de sustitución, como para todos los lectores que nos siguen fielmente semana a semana…
Aquí os dejamos un vídeo de National Geographic que ilustra desde una explicación científica, la existencia del Síndrome llamado «El Gemelo Evanescente» que desde nuestra teoría Transgeneracional sería el gemelo perdido que detallaremos más adelante
» Algunos científicos calculan que los casos de embarazos de mellizos en los que un hermano acaba desapareciendo pueden representar un alto 21% del total. En caso de gemelos que compartan placenta el porcentaje se eleva al increíble 50%. 1 de cada 8 podría haber empezado como mellizo de otro.
 
ATENCIÓN A LA SIGUIENTE TEORÍA INTRIGANTE:
Algunos zurdos quizás sean la mitad superviviente de un gemelo que desapareciera!!!
 
¿Eres zurdo?
 
¿Sientes como una  ausencia presente?

¿O la palabra abandono es clave en tu historia familiar?

https://www.youtube.com/watch?v=JhFnTumKCD8

EL GEMELO PERDIDO: puede manifestarse clínicamente bajo diversas formas.

  • Médicas: algunas diabetes (debo hacer vivir al muerto(azúcar)), Migrañas, sobrepeso y obesidades (incorporo al gemelo o más) y algunas bulimias y anorexias (vacío del gemelo), parálisis, falta de sensibilidad en un lado.
  • Comportamentales: elección de pareja o hiperactividad (tengo que mover al gemelo), profesiones específicas.
  • Psiquiátricas: autismo o esquizofrenia.
  • Psicológicas: desórdenes amorosos crónicos (en busca del gemelo perdido), cuestionamientos existenciales (dualidad), sentimiento inexplicable de desvalorización o culpabilidad (me siento el culpable de la perdida del gemelo), tristeza, depresión (fase clásica del duelo no hecho)

Como diría el psicólogo Alfred Austerman y la pedagoga social  Bettina Austerman en su libro:
«Gemelos que nacen solos: Síndrome del gemelo solitario»

…Nos sentimos solos, culpables sin explicación alguna,
tenemos una sed insaciable de unión….
pueden ser signos de que
al principio de nuestra vida fuimos acompañados 
de uno o varios hermanos….
… Quizás no estuviste solo al principio del embarazo, 
quizás sintieras a tu hermano u hermana….
Oyes como palpita su corazón, os movéis juntos y
jugáis en el océano del líquido amniótico….
Un día el otro deja de crecer…
Su corazón se debilita y muere…
Ahora estás solo.
Al nacer se corre el velo del olvido de todo lo que has vivido antes.
¿Desapareció sin más todo lo que viviste en aquel entonces?

NADA MÁS LEJOS… TE ACOMPAÑARÁ POR SIEMPRE HASTA QUE LO HAGAS CONSCIENTES.

Nosotras a partir de unos signos comunes, no tardamos, desde el permiso del cliente , a testar si venía con mellizo o gemelo o bien su perdida es un caso de placenta perdida.
Si es así, abordamos el caso según la necesidad especifica del cliente, aplicando uno u otro protocolo para realizar el duelo, o bien despedida, o bien sensación de abandono, en cada caso, el acompañamiento será único y adaptado.

QUERIDOS LECTORES, AQUÍ LES DEJAMOS LOS SIGNOS COMUNES CON LOS CUALES PODRÁN IDENTIFICARSE, O NO.

Relaciones: amistosas, profesionales, sentimentales (buscamos siempre al gemelo, mismo nombre o misma fecha según nuestro estudio Transgeneracional)
Necesidad de contacto: deseo y necesidad de tocar y ser tocado o dormir siempre con algo sobre el cuerpo, sea invierno o verano.
Enamoramientos idílicos de la relación no de la pareja. Buscamos el ideal, el gemelo.
Los flechazos, pruebas de conexión con el gemelo.
Desordenes amorosos, en la misma linea, a través de relaciones imposibles, relaciones sin compromiso para dejar la posibilidad al gemelo desaparecido que vuelva…
Exclusividad, posesión, miedo al abandono de la pareja….
Duplicar en muchos ámbitos: dos casas, dos trabajos, dos profesiones, dos relaciones al mismo tiempo, comprar dos camisas, dos pantalones….
Perdida del segundo calcetín en la lavadora o hacer un agujero en uno de los dos calcetines siempre.
Formas de inexistencia:  sentimiento  de soledad profunda, incomprensible, mal vivida, espera difícil de vivir ya que espera sin cesar la llegada de su doble sin éxito.
No autorizarse a una vida plena: no se concede derecho a existir y a vivir, por un sentimiento inconsciente de culpabilidad. Culpable de estar en vida, traición pues a su gemelo.
Tristeza sin explicación.
Formas de hiper-existecia: búsqueda desmesurada de consideración , de reconocimiento y de amor. Sobre exposición y la necesidad de ser visto, reconocido y recompensado, valiendo por dos.
Incorporación; como ya dijimos anteriormente,  incorporo al otro, casos como sobrepeso, obesidad o psíquica, como si estuviera presente en nuestra mente. Pudiendo diferenciarse dos tipos: gemelo solitario y o gemelo superviviente.
En ambos casos se busca el gemelo desaparecido pero en contextos diferentes.

INTERESANTE ¿VERDAD?

Fuente: https://www.facebook.com/BioneuroemocionTransgeneracional/

Memorias de Vida® Ainhoa Calderero Cerrillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *