Cerrar el ciclo colectivo, para crear lo nuevo

  • Ainhoa 

Dejar ir la pesadilla colectiva, para el año nuevo.

Nos acercamos a la finalización del Pachacuti, un período de gran transformación o de vuelco. Estamos viendo todos los cambios en el mundo que nos rodea y sabemos que debemos prepararnos.

Empecemos con una ceremonia y un viaje para ayudarnos a dejar atrás todo lo que hay en nuestra historia colectiva: la barbarie, la violencia terrible, la inhumanidad hacia los que son diferentes, la explotación de los de color o género diferente, las cruzadas, la conquista de las Américas, la persecución de las mujeres en los juicios por brujería. Selecciona uno con el que te sientas identificado, uno que esté conectado a ti quizás incluso en una vida pasada y lánzalo al fuego.

Ceremonia del Fuego
Encuentra una flecha de la muerte o un palo de madera, y sopla en ella una de las historias colectivas que estés dispuesto a soltar.  Cuando estés listo, coloca tu flecha de la muerte en el fuego o en una vela con la intención de liberar esta historia de la conciencia colectiva.

Hoy, estamos llevando estas historias colectivas a un cierre.  Si nos saltamos este paso en nuestro proceso evolutivo, no estaremos listos para la renovación.  No estaremos listos para ocupar nuestro lugar en una nueva historia humana que escribiremos individualmente.  Necesitamos escribir una nueva historia personal libre de la violencia, la explotación, la codicia y sacarla de nuestro campo para que ya no estemos informados por ella.

Después de tu ceremonia del fuego, haz este viaje para convocar la medicina que necesitas para crear esta nueva historia humana. Invoca a los cuatro grandes arquetipos asociados con las cuatro direcciones de la Rueda Medicinal para que estén contigo y veas con claridad hacia dónde te diriges.

Viaje para convocar a los Cuatro Grandes Arquetipos
Establece tu intención de viajar para convocar a los cuatro grandes arquetipos
Comienza con 3 rondas de respiración 4/4/4/4.
(Inhala a la cuenta de 4 / luego mantén la cuenta durante 4 / luego exhala durante 4 / luego mantén la cuenta durante 4).

Gira hacia la Dirección Sur e invoca al espíritu de la Serpiente, madre de las aguas, tú que trajiste el fruto del árbol del conocimiento.  Envuelve tus espirales de luz a mi alrededor, ven, necesito tu energía kundalini. Enséñame tus caminos.  Levántate dentro de mí y quema a través de todos mis chakras limpiando las energías estancadas. En mi primer chakra, quema cualquier creencia que me impida cultivar un nuevo cuerpo, o creer que soy amado y reconocido. Despierta mi pasión por la vida. Sube a mi segundo chakra, quema las viejas historias de escasez y la sensación de estar inseguro. Tercer chakra – quema la energía estancada y las creencias que me alejan de mi poder: que no tengo suficiente tiempo o valor, que no soy lo suficientemente joven o lo suficientemente bueno.  Sube a mi 4º chakra y quema las viejas historias de amor y promesas rotas, esperanzas y sueños.  Sube a mi 5º chakra, la energía de la serpiente abre mis pensamientos, recordándome los mensajes que necesito llevar a mis seres queridos y al mundo.  Sube a mi 6º chakra, mi 3º ojo, quema todo lo que nubla mi visión: las proyecciones y la niebla para que pueda ver lo que es verdadero y real.  Sube a mi 7º chakra – la puerta del cielo – despierta mi glándula pineal para reinformar a mi cuerpo y a mi cerebro, trae alas a la cima de mi cabeza para que pueda convertirme en el humano despierto.

Gracias Serpiente, Madre de las Aguas.

Dirígete a la dirección Oeste e invoca al Jaguar para que venga a ti desde lo más profundo del Amazonas y entre en ti, y traiga su poder a tu interior. Pídele que te ayude a recordar que eres un hijo de la selva, aborigen, de la naturaleza, sin miedo. Pídele que traiga su medicina del infinito a cada célula de tu cuerpo. Pídele a ella, que viaja entre los mundos visibles e invisibles, que te dé un pasaje seguro para que puedas viajar más allá del tiempo y del espacio para recuperar el alma del nuevo humano en el futuro. Llévame a ese lugar de mi devenir para que pueda encontrarme conmigo mismo por primera vez, el yo que tiene un nuevo cuerpo que envejece y muere de forma diferente y conoce el camino de vuelta a casa.  Despierta mi visión de jaguar que no se deja seducir ni engañar.

Gracias, Jaguar, que tu intrepidez se convierta en mi estado de reposo.

Dirígete a la dirección Norte e invoca al Colibrí. Abuelas y abuelos, guardianes y custodios de esta tierra, os invoco para que me traigáis vuestra antigua sabiduría.  Colibrí, gran viajero que viaja de un lado a otro del mundo, dame el valor para embarcarme en este gran viaje hacia el futuro. Permíteme embarcarme en el viaje del héroe, ya no esperando el cambio sino convirtiéndome en el cambio.  Enséñame los caminos de la quietud en el vuelo para que pueda dormir tranquilo por la noche, alimentarme del néctar de las flores del espíritu y decir sí al gran viaje hacia la tierra de quien me estoy convirtiendo. Gracias, colibrí, llamo a los antiguos del futuro, a los chamanes que vendrán después de mí para guiarme en mi viaje.

Gira hacia el Este, la dirección de la madre hermana Águila/Cóndor. Ven a mí desde el lugar del sol naciente, desde este lugar de esperanza.  Ayúdame a volar siempre ala a ala con gran espíritu.  Cóndor/Águila te invito a venir dentro de mí y a mi corazón, el lugar del sol. Extiende tus alas y protege mi vulnerable corazón y enséñame a vivir con todo el corazón sin obstáculos.

Gracias Águila, enséñame a volar alto, por encima de cualquier obstáculo y a ver sólo mi verdadero destino en el futuro.

Ahora, cierra los ojos. Siente cómo estos 4 poderes se instalan en tu cuerpo, fortaleciendo tu Campo Energético Luminoso y tu cuerpo físico.  Sabemos que con este poder podemos entrar en el nuevo humano con valentía, generosidad y compasión por todos. Imagina el mundo que quieres que hereden los hijos de tus hijos con agua limpia, abundancia, paz y con todos trabajando por el bien de toda la creación. Ahora imagina esto para tu ciudad o pueblo y luego para tu barrio y el bosque y los animales que te rodean. Y ahora para tu familia y tus seres queridos, y luego para ti.

FUENTE: https://loscuatrocaminos.com/ (Maestro Alberto Villoldo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *